“MUSEO PABLO SERRANO: LOS MUSEOS EN EL MUNDO DE HOY”

El pasado 30 de noviembre, Erial Ediciones organizó una mesa redonda con este título que se celebró en el Colegio La Salle Gran Vía de Zaragoza. Participamos en la misma Luis Beltrán Almería (Catedrático de Teoría de la Literatura en la Universidad de Zaragoza), Llatzer Moix (redactor jefe adjunto al director del periódico La Vanguardia y crítico de arquitectura), Concepción Martínez Latre (coordinadora de la sección de etnología del Museo de Zaragoza) y yo mismo, entiendo que más como cronista de arte contemporáneo y de vanguardia que como profesor de Arqueología en la Universidad de Zaragoza. Moderó, y muy bien, Víctor Jerjo-Toma, máster en Gestión del Patrimonio Cultural.

Aunque se opinó inicialmente sobre la oportunidad de acometer proyectos como el del Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos Pablo Serrano, lo cierto es que éste ya está construido y es una inversión sin vuelta atrás.

Abrió el acto Fernando Morlanes, presidente de la asociación Erial Ediciones, quien presentó en sociedad este proyecto y el de la revista cultural Crisis, que nacen con la intención de cambiar el concepto actual de que la cultura es sólo ocio y de que el dinero invertido en ella se tira.

Después Víctor Jerjo-Toma presentó a los intervinientes y comenzó una exposición de los mismos sobre varios aspectos del tema del debate, que iban siendo introducidos por el moderador.

En resumen, las opiniones de los cuatro expertos tuvieron un tono bastante crítico. Luis Beltrán se refirió al Pablo Serrano como un ejemplo de la irrealidad que estamos viviendo, y tachó al edificio de agresivo con su entorno urbano, al que minora con su presencia. Respecto a este tipo de centros en general, cuestionó la validez de los mismos al introducir en muchas ocasiones contenidos creativos copiados de otros y carentes de valor artístico, pero que consiguen mucha difusión mediática. Los grandes museos de arte contemporáneo usan esta artimaña como herramienta de proyección y propaganda.

Concepción Martínez Latre abogó por los museos pequeños que, como las pequeñas ermitas, comparten el espacio con las catedrales que serían los grandes museos. En este sentido, criticó la eclosión de museos contemporáneos que no reparan en gastos y defendió el papel de los museos locales.

Llatzer Moix aportó una visión nacional a esta cuestión de la “arquitectura milagrosa” y explicó los múltiples fracasos de este tipo de aventuras salvo, y contra todo pronóstico, el Guggenheim de Bilbao que sí ha conseguido tener éxito. Con un estilo ameno y directo, el periodista catalán nos contó detalles sobre las aventuras museísticas de las ciudades españolas e ironizó sobre las excelentes relaciones entre los arquitectos estrella y los responsables políticos autonómicos, alcaldes, etc. Recordó que hemos asistido a la realización de macro edificios sobre los que se carece de previsiones para su mantenimiento y viabilidad, pero ha prevalecido el rédito político obtenido en el momento oportuno sobre cualquier otra consideración.

Por mi parte, y tras recordar los fines oficiales del I.A.A.C.C. Pablo Serrano, sus características y potencial, sus vicisitudes y situación actual,  expuse que con determinado tipo de actuaciones corre el peligro de banalizarse si no se redefinen, rápidamente, su uso y su funcionalidad. Que los objetivos que se plantea el centro, como ofrecer una visión renovada del escultor de Crivillén y exponer las colecciones que componen sus fondos, son excesivamente conservadores y estáticos para atraer al público y para impulsar el desarrollo de la industria cultural. Y recordé también que sólo su mantenimiento cuesta 57.000 euros mensuales, poniendo sobre la mesa algunas posibles soluciones al enorme problema que ahora presenta este espacio, que quedaron convenientemente grabadas en los vídeos que se realizaron durante el desarrollo de la mesa redonda.

Tras varias intervenciones del público, se dio por terminado el acto. Entre los asistentes podemos destacar la presencia de Eugenio Mateo, coordinador del Espacio Cultural Adolfo Domínguez y miembro del Consejo de Erial Ediciones, la arqueóloga y abogada María Antonia Díaz Sanz, la presidenta de la Asociación de Artistas Plásticos Goya Mariela García Vives, el exconcejal del Ayuntamiento de Zaragoza José Luis Calvo, o el presidente de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis y director del Museo Diocesano de Zaragoza, Domingo Buesa.

Para terminar, como ejemplo del exotismo mistérico que envuelve a todo lo que afecta al I.A.A.C.C. Pablo Serrano, relataremos el aplazamiento del I Certamen de Pintura Rápida Pablo Serrano. Se anunció su convocatoria el 26 ó 27 de noviembre… para celebrarse el 3 de diciembre (¡bien!). Se establecían dos modalidades: una, de 12 a 16 años, y otra a partir de 17 años, con tres premios para cada una. Cada artista debía llevar su propio material, incluyendo el lienzo de dimensiones 55×38 cm. Las obras debían realizarse en los espacios del I.A.A.C.C. Pablo Serrano (salas, pasillos, entrada, exteriores, terraza, etc.).

Luego estaban los premios que se iban a conceder: en la categoría de 12 a 16 años, un primer premio de material de pintura valorado en 250 euros; uno segundo de material de pintura valorado en 150 euros, y un tercero de material de pintura valorado en 100 euros. En la categoría de 17 años en adelante, los premios eran material de pintura valorado en 600 euros en el caso del primero, en 400 euros para el segundo y en 200 para el tercero.

¿Qué sucedió? Pues que, con plazos tan “amplios”, teniendo que pagar de tu bolsillo los materiales y el lienzo si querías participar, y siendo los premios en especie y de una cuantía inferior a los de cualquier concurso de este tipo de los que se convocan en Aragón (incluyendo los pueblos)… el I.A.A.C.C. Pablo Serrano notificó el 29 de noviembre que posponía el concurso hasta la primavera.

Fernando Morlanes presenta el acto:

De izquierda a derecha Llatzer Moix, Concepción Martínez Latre, un servidor, Luis Beltrán y Víctor Jerjo-Toma:

Empieza a llegar el público. En el cuadrante inferior derecha, Eugenio Mateo:

Al fondo, José Luis Calvo y Domingo Buesa:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s