Arte y mito en Angkor Wat: obteniendo el Elixir de la Inmortalidad

El hermoso templo de Angkor Wat, en Camboya, fue erigido por el rey jemer Suryavarman II en el siglo XII y estuvo dedicado al dios hindú Visnú. En la Galería Oriental del mismo se encuentra un extenso bajorrelieve que mide 48’45 m. y casi dobla la altura de un hombre, el cual relata el batido del océano de leche, un mito hindú de la creación.

Se muestra en la parte sur de esta extraordinaria representación, de gran fuerza expresiva y potente estética, al gran rey-demonio Bali Maharaj dirigiendo a los suyos contra los devas (dioses) y sosteniendo a la enfurecida naga Vasuki, serpiente de 5 cabezas que se enrolla en torno al monte Mandara (que surge del mar) y así bate el océano para extraer el Elixir de la Inmortalidad. Vemos allí a 91 musculosos asuras, divinidades demoníacas hindúes en constante estado de guerra, que sujetan a la serpiente bajo la guía de Bali Maharaj. En la parte norte los devas, en número de 88 y dirigidos por el Dios-Mono Hánuman, tiran del otro extremo del cuerpo del naga Vasuki.

En el centro justo de la escena se ve a Visnú. Durante la operación de batido el monte empezó a hundirse y el dios vino al rescate: adoptó su encarnación en tortuga (Kurma) y sostuvo la montaña. En el relieve, sobre Visnú (a quien se representa con forma humana) está Indra, el Dios del Cielo.

Tras mil de años de esfuerzos, el batido produjo el néctar de la Inmortalidad, el Sol, la Luna y las apsaras o ninfas celestiales, que bailan sobre devas y asuras a lo largo de la parte superior del relieve.

El rey-demonio Bali Maharaj sujetando a la naga Vasuki y tirando de ella, ayudado por los asuras, sobre los cuales bailan las apsaras:

Angkor Wat 1

Detalle de las cabezas de Vasuki, de Bali Maharaj y de una apsara:

Angkor Wat 1a

Los asuras tirando del cuerpo de Vasuki:

Angkor Wat 2

Los devas tiran del otro extremo de Vasuki dirigidos por el Dios-Mono Hánuman, mientras sobre ellos vuelan también las apsaras:

Angkor Wat 3

Visnú en el monte Mandara y, sobre él, Indra. A la derecha los devas, a la izquierda los asuras y, sobre ambos, las apsaras:

Angkor Wat 4

En la base del monte Mandara la tortuga Kurma, encarnación de Visnú, sosteniendo la montaña y evitando que se hunda:

Angkor Wat 5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s