Víctor Solanas-Díaz en la Galería Antonia Puyó

El pasado día 26 inauguró su propuesta el autor Víctor Solanas-Díaz en la Galería Antonia Puyó (c/ Madre Sacramento nº 31, de Zaragoza), titulada Duraciones I-VI, que podrán visitar hasta el próximo 30 de julio.

Víctor es licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca y está haciendo ahora su doctorado, ha recibido premios y becas, académicos y artísticos, de forma ininterrumpida desde 2001, y ha mostrado anteriormente su arte, siempre conceptual y con mucha frecuencia basado en efectos y sensaciones generados en el espacio expositivo y/o en elementos audiovisuales (vídeos, grabaciones), en Zaragoza, como en 2008 en la Galería Calvo i Mayayo (Please, do not paint anymore), en 2012 en el Espacio en Blanco de la USJ (Neither. 15 structural choices), y en 2014 en Córner MIZ (Trans Social Express) y en el Palacio de Montemuzo (Der stimmenimitator).

Lo que Víctor Solanas-Díaz nos ofrece ahora es una reflexión personal (pero susceptible de ser compartida en todo o en parte) sobre la relación tiempo tecnológico/industrial versus tiempo humano, y la profunda influencia del primero sobre el segundo.

Sabemos hace mucho que la percepción del tiempo por el hombre es algo subjetivo, incluso particular y variable frecuentemente en un mismo individuo, como sabemos que nuestro concepto horario es completamente convencional, distinto incluso entre zonas relativamente próximas del planeta y, no digamos, si aumentamos la escala de observación o medición a ámbitos extraterrestres.

A través de seis paradigmas cuidadosamente escogidos, Víctor nos transmite su concepto y, con él, cierta angustia por la presión inhumana que el tiempo tecnológico/industrial ejerce sobre nosotros. Acusa a este proceso de generar patologías y propone que nos resistamos a él, en una pugna que, creo que el autor lo sabe, hemos perdido de antemano.

Para producir la inmersión del espectador en la idea, cada uno de los seis elementos de la muestra tiene un nombre que lleva por título una duración, expresada en horas, minutos y segundos.

En resumen, una puesta en escena muy interesante que transmite inquietudes y desasosiego, lleva a pensar en lo que no suele pensarse y, precisamente, en esa falta de análisis reside buena parte de su letalidad.

La inauguración fue muy concurrida, por cierto, con artistas como Miguel Ángel Arrudi, Julia Reig, Florencio Depedro o Silvia Pennings, entre otros. Aconsejo que visiten esta exposición con calma y que lean las explicaciones que se ofrecen en la propia galería, para su mejor y completa comprensión.

– Primera obra: Víctor Solanas-Díaz recopiló todos los post-it existentes en el mercado, clasificados por su tono de amarillo según el sistema de definición cromática Pantone y elaboró este montaje, en el que el metacrilato impide escribir sobre lo que, precisamente, fue diseñado a tal efecto. Trabajo preliminar enorme (672 horas) que se traduce en un resultado sencillo pero significativamente expresivo.

DSCF0589

– 38 minutos 51 segundos: recorrido efectuado por Víctor en un automóvil, realizando una fotografía cada 20 segundos. En el panel se desarrolla la narración visual del viaje, con la constante del guardarraíl, la única referencia fija.

DSCF0603
DSCF0583
DSCF0611

– 1 minuto 30 segundos: instalación de tres vídeos donde se muestran en funcionamiento los intermitentes de tres coches de distintas marcas. Las luces parpadean de forma diferente, según la marca, y el ritmo del parpadeo se acompaña del elemento sonoro, el tictac correspondiente a cada uno.

DSCF0598

– 9 horas 21 minutos 37 segundos: Lo que tardó Víctor en repetir esta práctica disciplinaria e inútil habitual en algunos centros educativos, consistente en obligar al alumno díscolo a que escriba muchas veces una misma frase. Por supuesto, en la elección de las frases hay una opción personal del autor, muy interesante para conocerle.

DSCF0607
DSCF0608
DSCF0609
DSCF0610

– 2 horas 16 minutos 54 segundos: Tiempo que se emplea en trazar líneas horizontales sobre una tela con un rotulador Edding, hasta que la tinta se acaba. Trabajando a mano, con diferentes presiones, con obsesión no electromecánica (como haría una impresora).

DSCF0596

– Dos audios componen el último ejemplo, con una grabación que dura 5 minutos 12 segundos, en la que Víctor nos explica conceptos creativos y claves de las obras de la exposición, con silencios que duran 28 segundos, es decir, que no son pausas sino parte del discurso. Lógicamente, de este trabajo no muestro imágenes.

– Aquí estoy con Víctor Solanas-Díaz:

DSCF0615

– La directora de la galería, Patricia Rodrigo (izquierda), con la pintora Julia Reig:

DSCF0619

– Arrudi, forever Arrudi:

DSCF0621

– Al inicio de la inauguración, predomina la gente joven, eso es muy indicativo:

DSCF0618

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s